MENU

DANDO LA CARA

356
0

El año pasado tuvimos la suerte de volver a trabajar devolviendo la belleza a dos fachadas en el barrio de Malasaña. No somos muy aficionados a mostrar el antes y el después en nuestros proyectos, creemos que un buen trabajo debe apreciarse sin tener que contrastarlo con su pasado desvencijado o hecho sin cariño para que resalte , pero en este caso no hemos podido evitarlo porque la mejora es absoluta.

Queremos hacer una mención especial en este caso a los clientes, los cuales han aguantado estoicamente retrasos burocráticos y demás problemas y malos rollos surgidos con algunas partes, que han sido muchos, sin perder ni un minuto el compromiso con el barrio para que el resultado final no sólo cumpliera con todos las exigencias impuestas por Patrimonio sino que además fuera bonito y encajara a la perfección con el entorno.