MENU

CON QUESO 2,50

1360
0

 

Los clientes inicialmente barajában una limpieza de cara a la vivienda, no tenían claro el uso que iba a tener y tampoco cómo sacarle partido.

Se les propuso un cambio radical de distribución en el que se abarcában todas las posibles necesidades que pudiera tener la vivienda, incluyendo alguna de nuestras locuras para ganar espacio y luz incluidas, y se decidieron a ir a por todas mostrando una confianza ciega en nosotros que les agradecemos.

Quisieron la ventana en esquina para cocina que habíamos llevado a cabo en el proyecto de 2014 de la República Independiente de mi Casa, aunque, para no repetirnos, la ventana se voló sobre el plano general del cubo e introdujimos una textura estriada que dotaba al elemento de fuerza y carácter.

El resultado, una vivienda llena de luz con espacios  comunes cómodos y conectado entre sí y unas zonas privadas igualmente luminosas pero independientes.